miércoles, 10 de marzo de 2010

Lo que somos capaces de hacer por amor...


Hoy estuve hablando con una amiga del amor y me contaba lo que hizo su hermana por amor, le donó hace uno años atrás uno de sus riñones a su novio.

Esto me hizo pensar sobre hasta dónde puede ser capaz de llegar una persona por amor. La realidad es que he escuchado esto a menudo. Gente que expresa… por ti seria capaz de tal o cual cosa. Las promesas son muchas, y la gente que se las cree más. Muchas de estas promesas pueden ser ciertas, pero hay muchas más que se quedan en el vacío. En ocasiones me atemoriza ver que en este mundo para muchos las palabras son sólo recursos para poder obtener algo y quedan dichas sin tener sentido, ni ser reflejo de honestidad, ya que al pasar del tiempo no tienen significado.

Indiscutiblemente el amor por una persona es algo que trasciende muchas cosas. Es más, no se sabe cuán capaces somos de algo hasta que se ama. El amor incondicional rompe barreras, adorna nuestro alrededor, no busca imperfecciones, pasa por alto muchas cosas, y sin duda alguna, quizás hay gente que estaría dispuesta a hacer lo que hizo la hermana de mi amiga, con tal de prolongarle la vida a la persona amada. Aunque no se debe pasar por alto, todas aquellas personas que cuando más se le necesita, por alguna extraña razón se alejan y se olvidan de ese amor que alguna vez los unió.

Ahora bien, me parece que más allá de un acto heroico, exagerado o poco común. El amor se demuestra con esos pequeños detalles que hacen la diferencia. Si yo estuviera al borde de la muerte, lo que esperaría de mi pareja sería que me envolviera en sus abrazos, caricias, detalles, palabras que me hagan sentir amada. Que decorara mis días con la armonía de su compañía. Que sus besos me hicieran sentir que lo vivido valió la pena. Su calor y compañía vistieran mis miedos con un abrigo de seguridad incomparable. Esa seguridad que solo brinda el sentir que se está con la persona correcta.

A veces, las personas pierden de perspectiva lo verdaderamente importante. En una relación de pareja el compromiso, la solidaridad, la confianza, el apoyo, las palabras, el escuchar y hasta la amistad son esenciales y no deben pasar a la lista de lo pasado. En lo ajetreado de nuestro diario vivir, en ocasiones se le da importancia a las cosas que no la tienen. Se pierde la magia, esa pasión, esa dulce sensación que brinda compartir con la persona amada. No hay nada que se compare con sentirse importante para la otra persona. El uno sentir que se le brinda tiempo, sin pedirlo. Más aún que esa otra persona disfruta y busca el compartir con uno. Que no se ponen excusas, porque esas son las que alejan cada vez más. Saber que se forma parte de las prioridades de esa persona. Esas cosas no tienen comparación… y sin eso, lo demás pierde sentido, así me ofrecieran ser capaz de tirarse en paracaídas por mi.

4 comentarios:

El Mostro dijo...

Me gustaron mucho tu palabras.

Un abrazo.

Mónica Tognarelli dijo...

Muchas gracias Mostro. :)

Santiago Almarza dijo...

Puede parecer tonto, pero no quiero comentar tus escritos -que me parecen muy buenos y amenos-...me tocó la descripcion de tu perfil..de la gente que es capaz a traves de los sueños, de la magia, trastocar la realidad. Salud por eso!. Es bueno encontrar gente que raya con lo mismo.
slds

Anónimo dijo...

Me e enamorado 2 veces y cada amor es diferente pense q nunk amaria como antes pero lo stoi haciendo y asta mas qiza pero mi problema es mi orgullo y ez algo q pienso dejar xq amo a mi novio y dejare mi orgullo x el pienso en el todo el tiempo y me sonrio cuando recuerdi palabras grasiosas q el me dice y lo amo y stoi luchando x asta hice cosas q no pense hacer x alguien pero lo hice y lo seguire haciendo.. grasias x todo y x sus palabras
by: Nancy Santos